Proyecto Educativo

Proyecto Educativo

Principios de nuestro Proyecto Educativo

El cuidado de todas las personas.

La escucha y del diálogo respetuoso.

La valoración y aceptación de la diversidad.

La participación.

La formación del equipo docente como una responsabilidad personal y profesional.

La calidad de los espacios y entornos.

El centro como espacio de convivencia y de intercambio relacional entre adultos y niños.

El centro como espacio de niños, que parte de la mirada de los niños y de las niñas. El adulto debe interpretar esta mirada y crear un entorno coherente con los procesos de vida de los niños.

La relación con el entorno.

Un proyecto educativo democrático y participativo, comprometido con las personas y capaz de transformar los conflictos en aspectos positivos para la reflexión.

La toma de decisiones consensuadas siempre a través de una actitud de escucha y valoración de las diferentes creencias.


Líneas de funcionamiento

A continuación presentamos las líneas generales de funcionamiento con los niños que forman parte de nuestro Proyecto Educativo. Estas permiten que lo que pasa en el centro se convierta de una manera lo más natural posible y en un ambiente relajado.


RECIBIDA

Los niños llegan al centro y ofrecemos a los niños un "buen día" individualizado. La llegada con horarios flexibles de los niños y niñas permite una acogida inicial más personalizada y cercana: podernos saludar, hablar individualmente... Las familias si lo desean pueden quedarse todo el tiempo que quieran.


SALIDAS

Las salidas también son con horario flexible, esto permite que los niños puedan recibir una despedida individualizado por parte de las maestras. Como las familias van a buscar a su hijo o hija el niño puede que explique alguna vivencia del día o enseñe alguna creación.


EL MAESTRO O LA MAESTRA COMO ACOMPAÑANTE

Entendemos el centro como un espacio de acompañamiento y respeto por los procesos de vida de los niños. Convivimos con los niños y las niñas con la voluntad que se sientan reconocidos, aceptados y queridos y puedan crecer en equilibrio y bienestar. En todo este proceso las maestras acompañamos los niños, los observamos, estamos presentes, proponemos, pero no condicionamos y no hacemos juicios. Las maestras organizamos el tiempo y el espacio para favorecer la autonomía de los niños y de las niñas, evitando una excesiva intervención por parte del adulto. Este acompañamiento permite que cada niño pueda SER.


LA PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS

La participación de las familias es uno de los pilares fundamentales de nuestro Proyecto Educativo. Entendemos el centro como una comunidad donde familias y maestros acompañamos a los niños en su crecimiento. Es por este motivo que el centro facilita la participación e implicación de las familias por ejemplo destinando muchos momentos en que los padres y madres puedan estar en el centro.


INGLÉS, UN PROCESO NATURAL

La lengua inglesa se introduce desde los 0 años, y se considera que este intercambio lingüístico debe producirse en un marco natural. Para cumplir este propósito, en el centro todas las maestras siempre hablan a los niños en inglés: en todos los momentos del día, en todas las actividades, en el patio, el comedor... independientemente de la tarea que estén haciendo los niños y las niñas .


LA RELACIÓN CON EL ENTORNO

Hay un trabajo conjunto por parte de todo lo que intervené en el crecimiento de los niños: centro, familia y entorno. Es por este motivo que el centro está abierto en el barrio, y que sentimos que hay que llevar a cabo acciones que permitan a los niños/as sentir estas partes como un todo en su vida.


IR AL ASEO Y A BEBER AGUA

Consideramos que ir al lavabo y beber agua son necesidades fisiológicas independientes de cada niño, y que se producen en momentos diferentes para cada niño o niña. Por lo tanto, cada niño va al baño y beber agua cuando lo necesita, de manera libre y nunca de manera rutinaria.


ADAPTACIÓN AL CENTRO A LAS FAMILIAS

La adaptación en el centro es el inicio de un largo período y queremos que sea un proceso tranquilo y suave. Por ello contemplamos la posibilidad de que las familias puedan estar con sus hijos e hijas en el centro durante toda la jornada, mientras dura la adaptación. Cada niño se adapta al centro de una manera diferente y la duración del proceso puede variar mucho.


LOS LÍMITES: LA BASE PARA LA LIBERTAD

En el centro diferenciamos los conceptos "obeidència" y "responsabilidad", es decir hacemos un acompañamiento en un base la responsabilidad y no la obediencia. Nosotros velamos por la responsabilidad, huyendo de actitudes de obediencia tras las que sólo hay el deseo del niño de agradar al adulto. La adquisición de la responsabilidad suele ser más lenta pero permite a largo plazo al niño ser él mismo e ir incorporando en su manera de hacer actitudes y actuaciones favorables a la buena convivencia. Los límites se van introduciendo de manera progresiva a medida que pasan las cosas; se habla con los niños/as de manera individual y se recordando (siempre en voz baja y dirigiéndonos al niño en concreto) el límite pertinente en cada situación.

 

LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

En nuestro día a día la atención a la diversidad es algo muy presente en cada momento. El trabajo en ambientes libres permite a los niños recibir esta atención de una manera natural, son ellos y ellas quienes gestionan su aprendizaje. Las actividades dirigidas contemplan esta atención con propuestas abiertas y flexibles. Atendemos las necesidades específicas del alumnado que presenta dificultades y de los niños y de las niñas con altas capacidades.